El Cerrato

DESCUBRE TODO LO QUE TE OFRECE

Lo que el Cerrato esconde es mucho más de lo que ves. La tierra nos enseñará a saber esperar el momento, la pausa antes de una nueva sorpresa. Al conocerlo, amarás la tierra sin prisa. 

 

Naturaleza única

Oír al ruiseñor, aspirar el aroma   del espliego en flor, ver la puesta de sol . Abrazar el tronco de una encina , de un roble quejigo, de una sabina. Ver las setas  entre la hojarasca.

Sentir el soplo de la brisa entre los dedos, cerrar los ojos e intuir al gato montés observándote, al zorro rojo tras un espino. Poder descansar del ruido bajo las estrellas. Escuchar una polilla en la noche.  Ver los pájaros más esquivos y los zalameros.

 Disfrutar del campo, del cielo, del bosque, del páramo y la meseta, del canto de los pájaros, del olor a tierra, del camino infinito que lleva al horizonte, de una estrella fugaz siempre imprevista, de la luz de una descomunal luna, de una copa de vino fresco  y a tiempo, del pan de pueblo bien hecho, del silencio de una noche quieta y dormirse esperando el murmullo del día.  Eso es posible en el Cerrato.

[

Riqueza ornitológica

Una barbaridad de especies. Obsérvalos volando, bebiendo, cantando. 

Ver rutas

[

Los páramos nos regalan sus aromas

Tesoro vegetal de plantas aromáticas y medicinales. Puedes olerlas y descubrirlas mientras caminas 

[

Riqueza micológica inesperada

Muchas y muy variadas. Si las reconoces, podrás recolectarlas

Ver videoguía

[

El verde oscuro perenne de los encinares.

Los robles quejigos y el sotobosque que cambia de color. Un placer verlos, tocarlos  y sentarte a su sombra. 

[

La fauna silvestre, libre y salvaje

Tú verás algunos, ellos te estarán observando.

[

Ecosistemas vivos

 Luz, colores y formas en movimiento.

Arte, cultura y arquitectura

Te acercamos a lo mejor de lo nuestro.

Síguenos al interior de las bodegas más antiguas, los chozos de pastor y sus corrales de piedra centenarios, las calles más pintorescas de nuestros pueblos, las iglesias más monumentales, los distinguidos palomares, las casas más notables, los castillos señoriales, las dehesas escondidas, las murallas medievales, los puentes más ilustres, los palacios más honorables, los museos más especiales, las panorámicas más bellas, los viñedos más  exclusivos, las costumbres más arraigadas, las fiestas más entrañables.

Museo del Cerrato

Quien lo ve, se sorprende. Es un museo del siglo XXI, inesperado para el visitante. El Ayuntamiento de Baltanás lo inauguró en 2010 y es gestionado desde 2013 por Turismo Cerrato.

Hoy podemos presumir de que es un referente y una estupenda forma de empezar a conocer nuestra tierra.

Ven a verlo, sabemos que no te defraudará.

Baltanás (Palencia)

Más de mil años nos contemplan. En el año 1033 ya se hablaba de Val de Atanasio. El Baltanás de hoy, con casi 1300 habitantes, es un pueblo que mira al futuro.

Sus chozos de pastor,  esparcidos por sus parajes  más característicos, su Museo del Cerrato, moderno y en continua evolución, su pista de descenso “DH Pico Las Chinchas”, acogiendo el Campeonato de Castilla y León BTT-DH varios años en la última década, su pump track “Adoberas”, dónde grandes y pequeños disfrutan de un circuito innovador, sus rutas de BTT interminables y bellas, su “Media Maratón del Cerrato” con 35 ediciones , su Iglesia de San Millán con su imponente torre y sobre todo, su maravilloso Barrio de Bodegas, hacen de Baltanás un lugar imprescindible para conocer el Cerrato.

 

¿Necesitas información sobre alguno de nuestros servicios?

Descubre cuándo serán los próximos eventos, no te los pierdas…